Reforma a la ley de caza: Un nuevo caso de Activistas Confundidos.

Anoche tuve la oportunidad de ir a un festival en Valparaíso llamado Rockodromo, en él tocaron varias bandas, y todas ellas hicieron reivindicaciones a luchas ciudadanas y coyunturas que son el canon de la discusión en las redes sociales estos días, como el Caso Penta o la Ley de Aborto.

Me llamó la atención que las bandas Sinergia y Weichafe, hicieron alusión a la reforma de la ley de caza que autoriza la cacería de perros asilvestrados. “No a la caza de perros callejeros” decían y el público respondió con alaridos de aprobación al sutil pero determinante error en la consigna. Partiendo así con un nuevo caso de lo que llamo “activistas confundidos”.

Las redes sociales han facilitado la comunicación y la difusión de ideas que permiten a la gente formar parte y crear opinión de los procesos cívicos que afectan el día a día. Discutir la ley de pesca, termoeléctricas, corrupción entre otras es muy útil para tratar de controlar abusos y moldear una sociedad educada en los términos de lo que esperamos para nosotros y nuestros hijos. Pero la velocidad en que la información se mueve es un arma de doble filo que nos sumerge muchas  veces en el paradójico abismo de la ignorancia.

El problema de la viralización de la información es que es muy difícil verificar las fuentes y como en el juego del teléfono – en que el primer participante entrega un mensaje que se va deformando con cada persona que lo recibe – los datos se vuelven muy volubles a las imprecisiones y fácilmente uno puede quedar como idiota por repetir algo que es del todo razonable criticar, pero que finalmente no era de lo que se trataba el asunto. Como quien llega con un paquete de pañales a una despedida de solteros.

Eso fue lo que sucedió con el tema de la caza de perros. La modificación de la ley permitirá la captura y caza de perros asilvestrados los cuales son definidos como:

“Perros salvajes o bravíos, que se encuentren en jaurías, fuera de las zonas o áreas urbanas y de extensión urbana, a una distancia superior a los 400 metros de cualquier poblado o vivienda rural aislada, los que deberán capturarse o cazarse en los términos establecidos en la Ley y el presente reglamento”.

12310130wL

Esto, claramente hace alusión a las jaurías de perros que recorren los campos matando sin distinguir entre animales salvajes, domésticos e incluso a algunos que están en peligro de extinción, lo que hace necesario su control del mismo modo en que se controlan jabalíes, conejos y otras especies introducidas y dañinas que la ley señala[1]. Todo esto sin amenazar de modo alguno al querido kiltro que deambula por las calles comiendo restos de completos y dormitando en las esquinas junto a lo kioscos.

Aun así las redes sociales se repletaron de consignas, memes y llamados a boicotear la ley. En un nuevo caso de activismo confundido que repite sin meditar la consigna de moda para oponerse al problema de turno. Haciendo gala en primer lugar de una profunda ignorancia del problema de las especies introducidas que amenaza las especies nativas  y en segundo de un serio problema de cinismo pues aun si se tratara de los perros callejeros se aboga por ellos por la semana que dura el tema en la palestra, se exige del gobierno un desarrollo de políticas para educar a la gente sobre la tenencia responsable de mascotas, albergues y campañas cuando rara vez esterilizan a sus mascotas, adoptado un animal callejero o al menos donado para las instituciones que velan por los intereses de estos animales vulnerables.

El corolario es simplemente la necesidad de pensar antes de repetir una consigna, verificar cuál es el problema de fondo tras el llamado de atención, formarse una opinión y no un prejuicio y conforme a ellos discutir los temas. Evitar así mismo el cinismo, el falso interés por lo políticamente correcto lo que diferencia a un activista de cartón de un ciudadano responsable y de paso evitar quedar como weón por andar demasiado perdido el mágico mundo de los trending topics.

[1]  Para más información ver la declaración pública de la Facultad de Ciencias Veterinaria y Pecuarias de la Universidad de Chile: http://tinyurl.com/nhpvl6r

Anuncios

4 Respuestas a “Reforma a la ley de caza: Un nuevo caso de Activistas Confundidos.

  1. notable,
    creo que el ultimo parrafo va al cayo con el asunto.

    “El corolario es simplemente la necesidad de pensar antes de repetir una consigna, verificar cuál es el problema de fondo tras el llamado de atención, formarse una opinión y no un prejuicio y conforme a ellos discutir los temas. Evitar así mismo el cinismo, el falso interés por lo políticamente correcto lo que diferencia a un activista de cartón de un ciudadano responsable y de paso evitar quedar como weón por andar demasiado perdido el mágico mundo de los trending topics.”

    • Muchas gracias. Es molesto ver a amigos a quienes uno respeta caer en el juego del activista confundido, el riesgo es latente y la desinformación gana muchos espacios por la falta de prolijidad.

  2. Pingback: Reforma a la ley de caza: Un nuevo caso de Activistas Confundidos. | Bienvenidos al Circo...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s